Logo Gov.co                                                                                                                                                                                 facebook twitter youtube instagram

Logo Secretaria distrital de Habitat

Usted está aquí

Versión para impresión Send by email

Personas más felices y un Hábitat mejor: así se disfrutan las obras entregadas por Hábitat en Usaquén

Por: ManoloV
Publicado el: 12 Mayo 2021

En un nuevo recorrido por la ciudad, visitamos diferentes zonas de la localidad uno, allí pudimos comprobar el impacto positivo de los proyectos que a la fecha ha entregado la Secretaría del Hábitat.

El norte de Bogotá hoy goza de otro aire. La localidad de Usaquén recientemente fue objeto de una serie de transformaciones llevadas a cabo por el Sector Hábitat y entre los diferentes proyectos ejecutados se encuentran nueve segmentos viales, que incluyeron adecuación de redes hídricas, construcción de muros de estabilidad, aceras, escaleras y rampas de acceso, entre otras mejoras. Todo esto en los barrios Cerro Norte y Santa Cecilia.

Esta iniciativa, que fue entregada en agosto de 2020 tuvo una inversión que superó los $2.900 millones y ha beneficiado a cerca de 1.200 personas de los estratos 1 y 2. Las intervenciones hechas mejoraron también la movilidad entre los barrios. El proyecto también contempló realizar acciones para la apropiación de zonas comunes con expresiones artísticas y siembra de árboles para mejorar el paisaje urbano y aportar al cuidado del ambiente.

Hoy, varios meses después, doña Noemí Galindo, habitante del barrio Cerro Norte, da fe de cómo la calidad de vida ha mejorado gracias a las intervenciones en estos espacios: “mi papá fue uno de los fundadores del barrio. Cuando llegamos todo era monte, nos transportábamos en burro y con los años todo fue evolucionando. Sin embargo, hasta hace poco estos tramos eran terribles, especialmente en invierno”, cuenta con una voz pausada mientras su bisnieto de tres años corre a su alrededor con algarabía.

Las personas en este barrio sufrían bastante por las condiciones del terreno, las inundaciones y la salida hacia el resto de la ciudad; no solo eran difíciles en días de trabajo, sino también en situaciones de emergencias. Y ni hablar de las temporadas de lluvia.

Los segmentos viales no han sido el único logro en Usaquén, probablemente el proyecto más importante de los últimos años ha sido la Plazoleta de la Mariposa y el desarenador, que han tenido gran impacto debido a la tecnología descontaminante que ha implementado para el tratamiento de aguas y la transformación del espacio público que hoy hace la zona más segura y amigable para los habitantes. 

Esta gran iniciativa fue producto de una acción mancomunada entre varias entidades como la Empresa de Acueducto de Bogotá, el Fondo de Desarrollo Local de Usaquén y la Secretaría del Hábitat. La inversión superó 5.000 millones de pesos y el número de beneficiados es de aproximadamente 6.000 personas.

Los residuos recogidos por el desarenador  pueden ser propios del cuerpo de agua, es decir la sedimentación natural,  pero también son producto de los desechos arrojados por habitantes del sector de Santa Cecilia y Cerro Norte. Así el tanque, dividido en varias cámaras, separa las partículas más pesadas, orgánicas y no orgánicas que generan malos olores, para que así el agua que termina en el río Bogotá llegue menos contaminada.

Encima del desarenador se construyó la plazoleta que hoy disfrutan vecinos del sector y que ha mejorado notablemente el comercio como lo comenta Dora Camargo, peluquera cuyo salón está junto a la obra: “antes era muy desagradable. Salían olores, a veces se veían ratones. El agua se desbordaba cuando llovía y arrastraba mucho escombro. Ahora es diferente, la gente disfruta el espacio, pueden hasta salir a comer helado, a caminar, a jugar con los niños. Definitivamente mejoró la convivencia”.

En este punto coincide María Inés Adame de 75 años, quien vive en la zona hace 27 años junto a su marido. Ellos hoy pasan apacibles tardes de fin de semana en la plazoleta: “antes solo pasábamos por aquí. Había solo una quebrada que contenía suciedad, hoy es diferente porque esto es ahora una hermosura. Uno descansa un rato, camina, la vive. Esta intervención de verdad quedó muy bien”, señala mientras invita a los vecinos del sector a cuidar y mantener aseado el entorno.

Hoy la gente de este sector de Usaquén no solo disfruta de entornos mejorados, también representa un aumento en su calidad de vida, de sus relaciones interpersonales, comunitarias y de sus dinámicas económicas.

Con proyectos como estos, la Secretaría del Hábitat demuestra que así es que seguimos haciendo de Bogotá, el Mejor Hogar.