Logo Gov.co                                                                                                                                                                                 facebook twitter youtube instagram

Logo Secretaria distrital de Habitat

Usted está aquí

Versión para impresión Send by email

Comunidad del barrio Armenia ejemplo de cuidado medio ambiental

Por: ManoloV
Publicado el: 27 Abril 2021
Pacas digestoras parque armenia

Gracias al uso de una técnica de preservación inventada en Colombia, hoy este punto de Bogotá es ejemplo de conservación y convivencia ciudadana. 

El parque Armenia, ubicado en la localidad Teusaquillo, con sus zonas verdes, su gimnasio al aire libre y sus canchas, no solo es un punto recreacional y de encuentro entre los vecinos del sector, también se ha convertido en un lugar donde se ha implementado una red de tejido social en el que la sana convivencia y la protección ambiental marcan la parada.

Una de las principales iniciativas es la implementación de las pacas digestoras Silva. Llamadas así por su inventor Guillermo Silva quién se ingenió un modo de procesar residuos sólidos usando una técnica de compresión. De ahí que, en el parque Armenia se pueden ver varios cubos de tierra florecida esparcidos a lo largo del terreno.

Javier Pinzón, uno de los vecinos que contribuyen a este proceso explica el proceso: “Usamos un molde donde se pone un nido vegetal y hojarasca. Ahí se añaden los residuos orgánicos aportados por la comunidad. Así evitamos que estos se envíen al relleno sanitario. Esta idea lleva más de diez años en ejecución a la fecha desde que se implementó en Antioquia”.

Evitar la acumulación de basura es el gran logro de esta técnica. Una paca puede recoger sin dificultad media tonelada de residuos que se convierten en abono natural para el suelo y dejan de llegar al tiradero de basura. En el barrio Armenia hoy un grupo activo de 12 personas que le dan continuidad a la iniciativa.

Una razón para fortalecer la convivencia

Se hace evidente que las pacas digestoras llaman la atención cuando un número significativo de transeúntes detienen por un momento su trayecto para observarlas. Según dice Miguel, esta curiosidad ha permitido ampliar el número de colaboradores, casuales como constantes, de este proyecto. Muchas personas preguntan sobre las jornadas programadas y un número significativo atiende el llamado y aporta su esfuerzo que cumple también la función de embellecer el parque. “Hay que resaltar que ahora en 2021 hay en al menos 15 localidades grupos que se autogestionan y realizan este tipo de Pacas”.

El fortalecimiento del tejido social en el barrio Armenia lleva el tiempo suficiente para haber ramificado en diferentes actividades enfocadas en fortalecer vínculos vecinales. Así lo explica Adriana Melendro quién hace parte del colectivo del sector: “este proceso lleva varios años y nos unimos para mejorar el ambiente de nuestro territorio”.

Salta a primera vista el trabajo constante en el sector con enfoque ecológico y sostenible. Las calles circundantes tienen pequeños jardines que se sembraron en comunidad. Incluso, sectores donde antes había bastante deterioro, gracias a las iniciativas ciudadanas, se convirtieron en espacios intervenidos a través del arte con la pintura de murales.

Las pacas digestoras usan el principio fundamental que rige a los bosques no intervenidos por el hombre: la vida es un ciclo y todo vuelve a la tierra para renacer. De este modo, gracias a la técnica de compresión usada y la labor de microrganismos y los procesos naturales, los componentes que de no ser así pudieran terminar acumulados como contaminantes, se vuelven nuevamente parte de la tierra. Esta alternativa cada vez se extiende más en la ciudad y en el país gracias a la Internet y a que personas, como las del barrio Armenia en Teusaquillo, se preocupan por hacer de su ciudad un mejor hogar.

Filtro de noticias