Logo Bogotá mejor para todos

Usted está aquí

Siga y monitoree localidades y sectores que conforman Bogotá

Polígonos de monitoreo

La Secretaría Distrital de Hábitat, a través de la Subsecretaría de Inspección, Vigilancia y Control de Vivienda (SIVCV) ejerce funciones de inspección, vigilancia y control sobre las personas naturales y jurídicas que desarrollen actividades de anuncio, enajenación, captación de recursos y arrendamiento de inmuebles destinados a vivienda en el Distrito Capital, de conformidad con lo dispuesto por las Leyes 66 de 1968, 820 de 2003, los Decretos Leyes 2610 de 1979, 78 de 1987, y Decreto 405 de 1994, los Decretos Distritales 121 de 2008, 578 de 2011 y el 572 de 2015, en donde se asigna a la Subdirección de Prevención y Seguimiento la función de monitoreo y prevención a las ocupaciones ilegales.

El monitoreo se refiere a la labor de campo consistente en realizar visitas de control a los polígonos de monitoreo establecidos, a fin de identificar, georreferenciar, caracterizar y actualizar las ocupaciones existentes en el mismo, y a su vez prevenir la aparición de nuevos desarrollos en estas áreas.

Es así, que una vez confirmada la ocupación ilegal, se remite la información a la respectiva alcaldía local quien de conformidad con lo señalado en el numeral 9º artículo 86 del Decreto Ley 1421 de 1993 y lo normado en la Ley 810 de 2003 ejerce la función de control urbanístico.

La labor de monitoreo se realiza priorizada en sectores denominados Polígonos de Monitoreo los cuales son un área o territorio identificado como una zona susceptible o en proceso de desarrollo ilegal, ya sea por asentamiento o enajenación; el cual es objeto de vigilancia y seguimiento para adelantar labores de prevención a la ocupación y al desarrollo ilegal en el marco de nuestras competencias.

Dicha área presenta las siguientes características:

Localizarse en grandes extensiones de terreno con indicios de ocupación, urbanización o enajenación ilegal.

Presenta afectaciones normativas, ambientales, urbanísticas o restricciones de uso del suelo para desarrollo habitacional como:

● Suelo de protección (Estructura Ecológica Principal, Alto Riesgo No Mitigable, Relleno Doña Juana, Plantas de Tratamiento)

● Suelo rural

● Afectación por fenómenos de remoción en masa o inundación

● Afectaciones viales

● Afectaciones ambientales

● Afectaciones por espacio público

● Áreas no legalizadas

● Áreas que fueron objeto de reasentamiento. En su mayoría son áreas libres de asentamientos o en proceso de ocupación y/o consolidación urbanística informal

 

¿Por qué se realiza monitoreo?

El proceso de ocupación informal del suelo (y/o enajenación ilegal del suelo) es una dinámica que se manifiesta principalmente en las áreas periféricas de la ciudad, en aquellas zonas que se encuentran aledañas a los bordes de ciudad y que reciben la presión urbana ejercida por los desarrollos urbanos de origen formal.

Con esta consigna, los polígonos de monitoreo que se comenzaron a identificar en el año 2003 se ubicaban principalmente en las áreas sin desarrollar de las localidades de Bosa, Kennedy, Ciudad Bolívar y Usme.

Dicha situación no excluye a aquella conducta presentada en otras áreas libres de la ciudad que presentan restricción al desarrollo urbano como son las áreas afectadas por suelo de protección, ya sea por riesgo o por afectaciones ambientales, donde también se identifica el fenómeno de ocupación ilegal, principalmente en las localidades de Engativá y Fontibón, así como en las localidades de Usaquén, Chapinero y San Cristóbal, dada su afectación por la Reserva Forestal Protectora Bosque Oriental de Bogotá.

Con el transcurso de los años, dicha dinámica se ha extendido progresivamente en las localidades mencionadas anteriormente y consolidándose principalmente en Ciudad Bolívar.

De igual forma, se observó un aumento significativo en las áreas que presentan afectación ambiental como lo son los Cerros Orientales, los Cerros de Suba y las rondas de los cuerpos de agua como los humedales, quebradas y ríos existentes en la ciudad.

Dicha situación se ha transformado de tener 813 hectáreas localizadas al interior de 132 polígonos de monitoreo identificados como susceptibles a desarrollarse informalmente en el año 2003, a 3.663 hectáreas en 245 polígonos definidos al 31 de octubre del presente año; con una incidencia principal en las localidades ubicadas al sur de la ciudad como son Ciudad Bolívar, Bosa y Kennedy, al igual que otras localidades que presentan afectaciones ambientales como el caso de la Reserva Forestal Protectora de los Cerros Orientales, cuyas áreas libres y propensas a construirse son un elemento de atención en el proceso de monitoreo a la ocupación informal del suelo.